Una visita a Muketuri

Durante el mes de julio (2012) unos socios de AFNE visitamos el centro materno-infantil de Muketuri que AFNE ayuda a financiar desde el año pasado y colaboramos en las tareas que allí se realizan.

Muketuri es el centro de una wareda (comarca) que cuenta con 24 kebeles, o núcleos habitados, muy dispersos como corresponde a una zona rural. Sólo hay una fábrica, de cemento, cerca de Muketuri; el resto todo es agricultura y ganadería. Y desnutrición, fruto de unos sistemas de cultivo atávicos y muy frágiles.

Conocer esta realidad nos permitió entender que, dentro de los objetivos del proyecto, la nutrición de los niños y niñas tuviera un papel tan importante. Las dos comidas al día, equilibradas y abundantes, que reciben en el Centro durante el curso escolar son la mejor garantía de salud y futuro.

Por esta misma razón, tiene todo el sentido que, mientras los menores asisten a clase, a los tres grados de preescolar que se imparten, sus madres aprendan nociones de nutrición y de horticultura en el mismo Centro. Es la garantía de que los beneficios de su paso por el Centro continuarán cuando los niños vayan a la escuela primaria. Durante los seis días de nuestra estancia tuvimos ocasión de visitar muchos huertos creados en las casas de las mujeres que han seguido el curso y de hablar con ellas sobre el cambio que ha representado en su alimentación y en su economía el hecho de tener un huerto. ¡Han conseguido incluso que algún hombre las quiera imitar!

Para entender el impacto que la iniciativa de los huertos ha tenido en Muketuri hay que partir del hecho de que el concepto de huerto no existía. Durante siglos, la agricultura allí ha consistido en sembrar uno o dos tipos de semillas, en un mismo campo, labrarlo cuando toca, esperar a que llueva y recoger una vez al año lo que se pueda. El huerto significa cultivar muchos tipos diferentes de plantas y frutales, en un espacio pequeño y muy cerca de la casa, regarlo y mantenerlo productivo todo el año. Quiere decir ¡alimentarse mejor todo el año!

Una pequeña gran diferencia que, como todos los cambios importantes, debe vencer muchas inercias culturales y dificultades objetivas, tales como el agua.

En gran parte de Etiopía llueve mucho, muchísimo, pero sólo durante poco más de un par de meses. El agua lo inunda todo durante semanas, pero luego se va y lo que era esplendorosamente verde se convierte, poco a poco, en un amarillo impresionante. Por suerte, una parte del agua no se va muy lejos. Con pozos de unos 10 metros de profundidad se puede extraer bastante agua. El problema es que la tierra se desliza muy fácilmente y los pozos se derrumban antes de estar terminados. Dentro del proyecto de Muketuri se contempla la ayuda para el revestimiento interior de los pozos, el cabezal superior y la bomba.

Las condiciones para conseguir esta ayuda son que deben reunirse cinco familias, pactar el uso conjunto del agua, construir el pozo, instalar la bomba que se les facilita y usar el agua para regar sus huertos. ¡No pueden venderla!

Las bombas, que se fabrican localmente, son manuales, de una gran eficacia y requieren muy poco mantenimiento. ¡Hemos probado algunas y funcionan de maravilla!

De la visita, quiero destacar la integración de la cadena de acciones y ayudas que ofrece el proyecto de Muketuri y el cambio cultural que está introduciendo en la wereda: buena alimentación a los alumnos, basada en verduras, frutas, huevos y leche producidos y cocinados en el mismo Centro + educación preescolar y atención sanitaria + cursillos de horticultura y nutrición para sus madres, con reparto de herramientas y semillas + seguimiento de los huertos particulares por los expertos del Centro + excavación de pozos comunitarios… todos los elementos se refuerzan y van en la misma dirección: la eficacia y la sostenibilidad de la ayuda.

Una experiencia de reconocido éxito, que habría que expandir, ya que con los recursos actuales del proyecto materno-infantil solo se pueden atender cuatro de los 24 kebeles de Muketuri. En el resto, aún gana la desnutrición.

¡Gracias a todos los socios y socias de AFNE que hacéis posible que este proyecto funcione!

Ricard Domingo
Presidente de AFNE

Un pensamiento en “Una visita a Muketuri

  • 12 de septiembre de 2012 en 13:43 01Wed, 12 Sep 2012 13:43:15 +000015.
    Enlace permanente

    Ens agrada molt comprovar la bona feina que esteu fent a Etiòpia. I formar-ne part, ni que sigui amb la modesta aportació de la nostre quota de socis. Més tenint en compte que el projecte inicial no va poder tirar endevant.

    Endevant¡

    Anuar, Tomàs i Lourdes

Comentarios cerrados